Unión convivencial

Así como se adquieren derechos al establecer una relación matrimonial, al convivir con tu pareja durante 2 o más años tendrás nuevos derechos y obligaciones.

Una vez transcurrido este lapso de tiempo se denominará a la relación como «unión convivencial«, una unión afectiva entre dos personas no casadas que además comparten un proyecto de vida en común.

Requisitos

Para que una pareja sea considerada una unión convivencial deberán, como primer requisito, haber convivido durante al menos 2 años. También es necesario que sean mayores de edad; no ser parientes; no estar casados o tener otra unión convivencial simultáneamente; y la relación debe ser pública, estable, permanente y notoria.

¿Es necesario registrar la unión convivencial?

No, el registro es sólo para probar que la misma existe, aunque podrá probarse también por otros medios, como testigos.

¿Dónde se registran las uniones convivenciales?

Se puede registrar una unión convivencial en el Registro de las Personas que corresponda al domicilio de la pareja. Allí podrán notificar también el fin de la unión y los pactos establecidos entre la pareja. Para pedir el registro de la unión será necesario el consentimiento por ambas partes de la pareja.

¿Puede establecerse una unión convivencial entre personas del mismo sexo?

Sí, la ley también se aplica a parejas de igual sexo.

¿De qué sirve inscribirse en el Registro?

Inscribir la unión convivencial es útil para probar la existencia de la unión y para proteger la vivienda familiar, ninguno de los 2 podrá venderla o hipotecarla sin el consentimiento del otro.

Pacto de convivencia

El pacto de convivencia es un acuerdo que se establece entre los miembros de una pareja en el que determinarán los derechos y obligaciones que tienen sobre los bienes y el hogar compartido.

En el pacto de convivencia podrán establecer: la manera en que se distribuirán los gastos del hogar durante la vida en común. En caso de ruptura, quién se quedará con el hogar y cómo se dividirán los bienes compartidos y obtenidos.

¿Cómo se realiza un pacto de convivencia?

El mismo se realiza por escrito y no serán válidas aquellas cláusulas que afecten la igualdad o perjudiquen los derechos de alguna de las partes.

Firmar un pacto de convivencia no es obligatorio, y en caso de no hacerlo, cada integrante administrará y se hará cargo de sus propios bienes.

El fin de la unión convivencial

Se considera finalizada la unión convivencial cuando la pareja se casa; o cuando una de las partes se casa con otra persona; cuando se inicia una nueva unión convivencial con otras personas; cuando se decide de común acuerdo el fin de la relación, o cuando uno de los dos quiere terminarla; y cuando dejan de vivir juntos, excepto que se trate de motivos laborales u otras causas mientras se mantenga la voluntad de estar juntos.

Compensación económica

Para que te corresponda una compensación económica deberás probar que tras el fin de la unión convivencial sufriste un desequilibrio económico.

Obligaciones entre convivientes

Durante la convivencia los miembros de la pareja deberán asistirse, colaborar con los gastos del hogar; responder por deudas que la pareja tome para pagar necesidades del hogar y los hijos. Además, si la relación fue inscrita en el Registro, ninguno de los dos podrá disponer de la vivienda y los muebles sin el consentimiento del otro.

¿Tenés más dudas? Consultá a un abogado en LegalSí. 

 

 

Leyla

Author Leyla

More posts by Leyla

Leave a Reply