¿Sabías que la Ley de Contrato de Trabajo, LCT, protege a los trabajadores en los casos de despido por matrimonio?

Aunque dicha protección esté dictada en el capítulo dedicado a «Trabajo de mujeres» en el capítulo de la LCT, la jurisprudencia porteña y bonaerense extendió el resguardo a los hombres.

De esta manera la ley establece que, si se despide sin causa a un empleado, o no se prueba la justificación del despido, se considerará que fue a causa de que el mismo haya contraído matrimonio. Esto se aplicará siempre que se cumplan dos requisitos: que el despido se produzca dentro de los tres meses anteriores o los seis meses posteriores a la unión; y que el matrimonio haya sido notificado al empleador dentro de los plazos legales.

El plazo para notificar al empleador es de tres meses con anterioridad, para que así la protección sea de un 100%. Una vez llevado a cabo el matrimonio, el empleado deberá presentar ante su empleador una copia del acta del Registro Civil.

Es importante resaltar que este apartado de la Ley de Contrato de Trabajo no impide al empleador despedir sin causa, sino que agravará la indemnización. La Ley prevé una indemnización especial, que equivale a un año de salarios, más el sueldo anual complementario, y la cual se acumulará con la indemnización por antigüedad.

Sin embargo, si el empleador puede demostrar que el despido obedeció a razones ajenas al matrimonio, podrá librarse de abonar el incremento indemnizatorio.

¿Estás buscando a un abogado laboral? Encontralo en LegalSí.

Leyla

Author Leyla

More posts by Leyla

Leave a Reply